Últimas noticias y novedades

Noticias / El láser en clínicas estéticas

El láser en clínicas estéticas

El láser es una tecnología con un potencial casi infinito. Desde el sector industrial, hasta el del entretenimiento o el de la medicina, ha demostrado ser una herramienta viable y facilitadora en muchos procedimientos. Pero tal vez el ámbito que ha experimentado un mayor crecimiento en su uso en la última década han sido las intervenciones en clínicas de estética. Su gran polivalencia y adaptabilidad hacen del láser el mejor compañero para los profesionales de este tipo de establecimientos.

Existen multitud de usos para dicha tecnología en este campo, desde intervenciones centradas en la curación de alguna afección dermatológica u otras puramente estéticas. Veamos algunos de los ejemplos más conocidos:

-       Depilación láser: Cuando hablamos de la utilización del láser en una clínica estética, este es sin duda el primer uso que viene a nuestra mente. La depilación láser ha demostrado ser una alternativa idónea a los métodos tradicionales, debido a su carácter permanente después de unas pocas sesiones. 

-       Eliminación de tatuajes: Este representa uno de los servicios más demandados concernientes al láser en estas clínicas, debido a la alta calidad de sus resultados.

-       Eliminación de lesiones pigmentarias: Dichas lesiones se manifiestan en forma de una distribución desigual de la melanina en la piel (la substancia que le otorga color). Por ello, la piel de las personas con esta anomalía cutánea tiene diferente color dependiendo de la región de su cuerpo. Este hecho puede ser tratado con láser por un profesional cualificado.

-       Tratamiento de las “arañas vasculares”: Estas dilataciones de las venas de la piel se suelen localizar en nariz y mejillas, alterando su color natural. Se pueden quitar de forma factible mediante el láser.

 

En la actualidad, la medicina estética goza de una salud de hierro, tal y como nos explica la Sociedad Española de Medicina Estética en un estudio sobre la penetración del sector. En los últimos 3 años, ha experimentado un crecimiento del 30%, llegando a contar con más de 5.200 clínicas a nivel nacional. Su facturación alcanzó en 2019 los 2.800.000.000€, generando más de 100.000 puestos de trabajo directos e indirectos. A su vez, se calcula que un 36% de la población española apuesta por este tipo de tratamientos, ocupando el segundo lugar del ranking europeo con un crecimiento de 5,4 puntos porcentuales en los dos últimos años.

A su vez, España se ha posicionado como uno de los principales mercados del turismo de salud. Según estimaciones de la SEME, acogerá a más de 200.000 visitantes en el año 2021, con un target de edad cada vez más joven (a partir de los 26 años). 

Pero este boom de la medicina estética también puede traer algunas consecuencias negativas. Si no se trabaja con el instrumental y los equipos de protección adecuados, o si los trabajadores no disponen de una formación idónea, pueden ocurrir accidentes o negligencias graves. En esta noticia de El Español podemos observar un caso real de una paciente de una de estas clínicas, quien sufrió graves quemaduras debido a que el establecimiento no usó la maquinaria adecuada.

Cada vez más profesionales del sector dermoestético apuestan por el láser para realizar su trabajo con óptimos resultados. Por esta razón, es esencial que hagan un uso responsable de él, cuidando al máximo la seguridad de trabajadores y clientes por igual. De esta forma, podrán aprovechar con garantías todo el potencial que esta alternativa les ofrece. 

Para evitar cualquier percance a la hora de trabajar con láser, la seguridad siempre ha de ser la prioridad número uno.

Si diriges una clínica estética y deseas recibir asesoramiento sobre cuáles son los equipos de protección más adecuados para ti, o necesitas que tus empleados reciban una formación eficaz en la materia, no dudes en contactar con nosotros.

Haz uso de todas las ventajas del láser, velando por la integridad física de todas las personas a tu alrededor.